Agrandar Reducir Reiniciar

    Inicio arrow Identificar setas arrow Identificación del Boletus

Setas de la galería

Formulario de acceso






¿Recuperar clave?

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea

Contador

Visitas ayer: 71
Visitas hoy: 78
Total Visitas: 115407
Bots Hoy: 35
Identificación del Boletus PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 74
MaloBueno 
Escrito por Alfonso Rey Pazos   
lunes, 12 de noviembre de 2007
 

CUADRO DE CARACTERÍSTICAS MACROSCÓPICAS Y MORFOLÓGICAS

PARA LA IDENTIFICACIÓN DEL GÉNERO BOLETUS

 

GÉNERO Y ESPECIE

COLOR DE LA ESPORADA

SOMBRERO

PIE

TUBOS Y POROS

COLOR DE LA CARNE Y HÁBITAT

Strobilomyces strobilaceus

Pardo oscuro.

Escamas gruesas muy evidentes. Borde prolongado en una ancha dentelladura.

Muy fibroso, cubierto enteramente por una lanosidad.

Largos, anexos, blanquecinos, grises. Poligonales.

Se tiñe de rojizo (inmutable en la variedad floccopus). Bosques de frondosas.

Porphyrellus porphyrosporus

Ligeramente ocráceo.

Muy liso y finamente aterciopelado.

No reticulado, rugoso ni áspero, sino cubierto de finísima pruina.

Anexos al pie o semilibres. Ovales o angulosos. Color fuliginoso con reflejos rosados.

Se colorea de rosa o azul y con el tiempo se vuelve negruzca. Bosques de coníferas y mixtos.

Gyroporus castaneus

Amarillo limón.

Aterciopelado, liso o ligeramente tomentoso.

Esponjoso-cavernoso, liso o un poco aterciopelado.

Cortos, en forma de almohada, libres. Ovoidales, redondos, blanco amarillentos.

Blanca inmutable. Especialmente en bosques de frondosas.

Gyroporus cyanescens

Hialina al microscopio.

Carnoso, tomentoso, seco.

Esponjoso, cavernoso, engrosado en la base.

Tubos libres. Poros amarillentos o blancos, azules al tacto.

Blanca, al tacto o corte vira intensa y rápidamente al azul índigo.

Leccinum nigrescens

Amarillo pálido.

Finamente aterciopelada; la superficie se agrieta en numerosas areolas.

Ventrudo, después alargado, adelgazado en la parte alta, ligeramente reticulado surcado.

Tubos libres al pie. Poros angulosos redondeados, amarillo pálido.

Amarillo pálida, al corte vira primero a lila y finalmente a negro. Frondosas (encinas y hayas).

Leccinum lepidus

Oliváceo.

De joven finamente aterciopelado, luego liso y glabro, viscoso y brillante en tiempo húmedo.

Bastante regular, atenuado hacia abajo y decorado por pequeñísimas fibrillas concoloradas.

Tubos redondeados en el pie. Poros redondos a angulosos, amarillo limón, luego ocráceos con tinte oliváceo, negruzco.

Blanco amarillenta, al corte vira lenta y ligeramente al rosa; sobre todo en la parte alta del pie. Solamente bajo encinas mezcladas con carrascos.

Leccinum corsicus

Marrón tabaco.

Cutícula seca y aterciopelada. Color anaranjado, rojo anaranjado o marrón rojizo.

Grueso, ventrudo, algo engrosado en la base, subradicante. Cubierto por pequeñas escamas de color blancuzco a naranja pardusco.

Tubos adherentes. Poros pequeños, redondos y angulosos, en la vejez amarillo oro y ocráceo oliváceo en el adulto.

Blanquecino, prácticamente inmutable, al contacto del aire se sonroja levemente en la parte superior del pie. Poco común en otros hábitats que no sean de jaras (Cystus).

Leccinum rufus

Marrón ocráceo.

Convexo o en forma de almohadilla, con una cutícula seca, de color anaranjado, rojo anaranjado o marrón rojizo.

Muy largo, blanquecino, cubierto por pequeñas escamas de blanquecinas a naranja parduscas.

Tubos muy largos, casi libres del sombrero. Poros pequeños, color crema o crema grisáceos.

Tiende al color negro y no al azul, pero generalmente muy variable (verde, azul, rojo, violeta). Típicamente de chopos y abedules.

Leccinum versipellis

Ocráceo.

Cutícula adnata, pubescente, después lisa. En tiempo seco se resquebraja en la vejez. Amarillo anaranjado ocráceo.

Cilíndrico o claviforme, recto o curvado, decorado de escamas oscuras, casi negras, sobre fondo blanco.

Tubos largos, libres y redondeados en el pie. Poros pequeños, redondos, blanco grisáceos, después oscurecen a ocre grisáceos.

Blanca, al corte vira al rosa lila, en la base del pie verde azulado, ennegreciendo a los pocos minutos. Típico de abedules y chopos.

Leccinum quercinum

Pardo oliváceo.

Superficie decorada con fibrillas escamadas, luego liso. Rojo ladrillo, pardo castaño, pardo roña.

Cilíndrico, hacia la base inflado, con escamaduras flocosas unidas entre sí, de blancas a parduscas, pardo roña o púrpura fino a pardo oscuro.

Tubos más bien largos. Poros redondos, crema grisáceos a gris ocráceo.

Blanquecina; que pasa al rojo rosa en el sombrero, color vinoso en el pie donde en la base puede tener alguna difuminación verdosa. Robles y encinas.

Leccinum vulpinus

Amarillo pardusco a marrón claro.

Seco en la superficie; ligeramente aterciopelado, de rojo ladrillo a parduzco rojo.

Recubierto por pequeñas escamosidades gris parduzco-negruzco; sobre el fondo casi siempre difuminado de azul oscuro.

Tubos muy largos. Poros pequeños y redondos, blanco gris a parduscos de adulto.

Carne al corte vira a lila y después al violeta oscuro. En la base del pie azul verdoso. Crece bajo coníferas; a veces en bosques mixtos.

Leccinum scaber

Amarillento a marrón tabaco.

Superficie finamente aterciopelada, después lisa y viscosa en tiempo húmedo. La cutícula puede romper en aréolas.

Cilíndrico, atenuado en la parte superior, rugoso en longitud; blanquecino, recubierto de escamas negruzcas.

Tubos largos redondeados. Poros pequeños, redondos, de blanquecinos a grises. Al manosearlos se manchan de ocre pardusco.

Carne blanca inmutable al contacto del aire. Especie común en bosque de abedules.

Leccinum scaber v/ Melaneum

Marrón tabaco.

Cutícula adherente, aterciopelada en tiempo seco, con la humedad lubrificada. Marrón pardo, marrón negruzco o negro en los ejemplares jóvenes.

Grueso, engrosado del ápice a la base, o ligeramente bulboso, recubierto con escamas negras, más densas y oscuras hacia la base.

Tubos medianamente largos. Poros pequeños, redondos, blancos.

Carne blanca inmutable al contacto del aire o muy ligeramente rosa grisáceo en ejemplares jóvenes. Se da entre los abedules.

Leccinum niveum

Pardo amarronado.

Liso, más bien arrugado y algo afieltrado. Blanco o blanquecino, de adulto gris verdoso o cobre verdoso. Cutícula parcialmente separable.

Cilíndrico, engrosado hacia la base, recubierto con escamitas blancas; la base se colorea al frote.

Tubos largos, finos, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos, blanco inmutables a la presión de los dedos; más tarde gris verdoso.

Blanca con tonalidades verdosas azuladas en la base del pie, o también rosa sucio. Al contacto del aire permanece blanca; pero luego toma un leve color rosado. Crece bajo abedules y otras frondosas de zonas muy húmedas. Aislado.

Leccinum oxidabilis

Pardo o marrón tabaco.

Cutícula brillante y lubrificada en tiempo lluvioso, finamente afieltrada con tendencia a cuartearse en escamitas en el borde del sombrero. Color pardo ocráceo a rojizo.

Grueso obeso al principio, luego en forma de clavo alargado, marcado en lo alto por nervaduras decoradas por escamitas fibriladas, pardusco tabaco en la parte alta; oscuro en la base, pardo negruzco.

Tubos finos, medianamente largos redondeados junto al pie, libres. Poros pequeños y circulares, blanco, se manchan de ocre al tacto.

Blanca con tendencia a colorearse de rojo coral más o menos pronunciadamente; el pie puede tener coloración amarillo limón o verdoso amarillenta. Crece bajo abedul a veces con presencia de coníferas.

Leccinum carpini

Marrón tabaco.

Superficie magullada como si la hubiesen abollado con los dedos. La cutícula cuando joven, es finamente aterciopelada. Color ocre-grisáceo, ocre-oliváceo o marrón oliva.

Claviforme o simplemente engrosado en la base, curvado y ornamentado por granulaciones pardas sobre fondo grisáceo, dispuestas en líneas paralelas.

Tubos finos, largos redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos, gris claro, luego gris ocráceo, ennegrecen.

Blanca grisácea, al corte vira al rosa lila, seguidamente violeta y al final negra. La carne de la base del pie suele estar tintada de azul verdoso. Hábitat en álamos, abedules, hayedos carpes (Carpinus betulus) y avellanos.

Leccinum rigidipes

Pardusco cremoso?

Cutícula algo viscosa con tiempo lluvioso, color marrón amarillento o marrón anaranjado con zonas más claras descoloridas.

Largo, rechoncho claviforme o engrosado en la base. Las asperosidades que lo recubren son finas y poco coloreadas. Parte inferior del pie manchado de amarillo ocráceo.

Tubos largos, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondeados junto al pie, de color blanco crema.

Carne blanca, inmutable al contacto del aire. Crece bajo abedules.

Leccinum roseofracta

Marrón ocráceo.

Cutícula seca y aterciopelada, lubricada con humedad, pardo oscuro, luego marrón rojizo, marrón ocráceo en la vejez.

Medianamente esbelto, grueso en la base, a menudo curvado y subradicante, decorado con escamosidades grisáceas, más claras en la parte alta, tendente al pardo, casi negruzcas.

Tubos finos, medianamente largos, redondeados junto al pie. Poros circulares gris pardo o ligeramente ocres.

Blanca cándida, pero pronto rojo coral, después más oscura hacia el gris rojizo, vinoso. Hábitat sobre todo bajo abedul.

Leccinum rotundifoliae

Pardo ocráceo.

Pulvinado con superficie lisa, un poco viscoso con humedad. Pardusco, muy claro, casi blanco.

Más bien corto, clavado, blanquecino, decorado con escamas prietas de color cremoso, nunca negras.

Tubos medianamente largos, atenuados en el pie. Poros pequeños poligonales, blanco grisáceos, después ocráceos.

Blanca inmutable, solo en la parte inferior del pie toma leve tonalidad rosa. Bajo abedules, sobre todo, bajo enano (Betula pubescens).

Leccinum variicolor

Marrón tabaco.

Cutícula aterciopelada de joven, después glabra, un poco viscosa en tiempo lluvioso, marrón pardo, casi negro, con zonas claras.

Grueso, robusto, recto o curvado, engrosado hacia la base para terminar en punta. Color blanco, con asperosidades negras dispuestas en desorden.

Tubos finos, largos, redondeados junto al pie. Poros redondos, blancos, con la edad grisáceos, enrojecen débilmente al frotamiento.

Carne blanca, sólo al cabo de un tiempo se colorea de rosa en la parte alta del pie. La carne de la base del pie está siempre teñida de verde esmeralda o azul verdoso. Bosques de abedules.

Leccinum thalassinum

Marrón oliva.

Bordes en principio incurvados durante largo tiempo, cutícula seca, tomentosa de color marrón uniforme.

Pie largo, firme, rechoncho, curvado o sinuoso o engrosado hacia la base, blanco cremoso, con escamas gris verdosas, después pardo negras.

Tubos muy cortos, luego medianamente largos. Poros finos, redondos, color crema, luego ocre oliváceos o algo más claros.

Carne blanquecina en el sombrero, al contacto con el aire se torna rosa ocráceo. La del pie es blanca virando levemente al rosa lila, en la base se tiñe de azul verdoso. Bajo abedules  (Betula pendula).

Leccinum murinaceus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, aterciopelada, completamente negra en ejemplares jóvenes, con la edad van adquiriendo un color cobre rojizo.

Grueso, firme, ventrudo de joven, luego alargado, algo engrosado del ápice a la base, recubierto con asperosidades densas negras a pardo rojizas.

Tubos medianamente largos. Poros pequeños, redondos color crema, presentando pecas herrumbrosas con la edad.

Carne inmutable al contacto del aire. Preferentemente en los abedules.

Leccinum subcinnamomeus

Ocráceo pardusco?

Cutícula seca, se cuartea en finas diminutas escamitas. Marrón pardo con zonas más claras ocre amarillento con ligero tinte rojizo.

Corto para un Leccinum, grueso, cilíndrico, algo engrosado hacia la base, recubierto de asperosidades marrón ocráceas y ligero tinte rojizo.

Tubos medianamente largos, adherentes, redondeados junto al pie y borde del sombrero. Poros pequeños, redondos, blancos, pero pronto se tornan de un color amarillo sucio.

Blanca, inmutable al contacto con el aire. Fructifica en otoño bajo abedules (Betula pendula).

Leccinum piceinum

Marrón claro.

Rojo ladrillo oscuro con pequeñísimas escamosidades negruzcas, no liso, película excedente del sombrero, enrollado hacia abajo.

Más rechoncho que cualquier otro Leccinum, atenuado arriba y abajo, a veces casi ovoide, grisáceo pero decorado por escamillas fibrilosas negruzcas, más separadas en la parte alta.

Tubos muy largos, blanco gris, redondeados netamente al pie. Poros pequeños, redondos, grisáceos blancuzcos.

Blanca difuminándose del rosa al violeta al corte, especialmente en el pie que se presenta con pinceladas de estos colores. Típicamente bajo Picea excelsa. Comúnmente en el mirtilo negro.

Leccinum testaceo-scabrum

Amarillo pardo.

Hemisférico y después más o menos abierto. Amarillo naranja más o menos vivo, uniforme. Borde a veces anaranjado.

Largo, engordado en la base, casi panzudo. Cubierto de escamas negras sobre fondo rugoso blanco.

Tubos largos, apoyados en el pie. Poros más bien pequeños, redondos. Grises o gris oliváceos.

Blanca, se tiñe de azulado o de rojo en todas sus partes. Crece preferentemente en los abedules.

Boletinus cavipes

Amarillo oliváceo sucio.

A veces mamelonado, seco, muy piloso o escamoso, con el centro cubierto de copos erectos, amarillo limón a pardo rojo roña. Borde muy enrollado hacia abajo.

Siempre hueco, cilíndrico o un poco engrosado en la base, lanoso y escamoso. Del mismo color que el sombrero en la parte inferior.

Tubos cortos, decurrentes en forma de red, adheridos a la carne del sombrero, venados y alveolados en la parte superior del pie. Poros anchos, angulosos, dispuestos alvéolos irregulares y compuestos. Amarillo azufre u oliváceos.

Carne amarillenta, sin olor y sabor particulares. Bajo coníferas.

Boletinus pictus

Amarillo oliváceo.

Borde enrollado hacia abajo, después más abierto con indicio de mamelón, inicialmente rojo vinoso por decoraciones escamado flocoso fibriladas que en  adulto pasan a pardo rojizas sobre fondo amarillo.

Cilíndrico, ligeramente clavado, con anillo blanco flocoso, amarillo encima del anillo, debajo decorado como el sombrero, sobre fondo amarillo.

Tubos no muy largos y prolongados hacia el pie. Poros más bien anchos, poligonales, un poco alargados radialmente, amarillo oro, parduscos al tacto.

Amarillenta con tendencia a enrojecer, sin olor ni sabor particulares. Bajo coníferas, sobre todo, Pseudotsuga, Pinus strobus y otros.

Boletinus cavipes

Verde oliváceo.

Cónico acampanado, borde enrollado, después convexo mamelonado. Cutícula adherente, seca y opaca, fieltrosa-tomentosa, rompiéndose en escamas, más oscuras que el fondo con el crecimiento del sombrero. Color variable, amarillo pálido-oro-leonado o marrón rojizo, con una franja estrecha blanca sobre el borde cuando el ejemplar es joven.

Recto o curvado, engrasado del ápice a la base, fibroso-fieltroso, hueco, con los mismos colores variables que el sombrero. Anillo coposo, fugaz, persistiendo sobre el pie algunos restos o simplemente una línea marrón.

Tubos cortos, arqueados, decurrentes, dispuestos en series radiales, difícilmente separables. Poros estrechos y largos, amplios, compuestos, angulosos, de color crema, luego amarillos y finalmente amarillos verdosos.

Carne amarillenta, inmutable al contacto del aire u oscurece débilmente. Crece bajo coníferas, sobre todo en los alerces.

Suillus laricinus

Marrón claro.

Cutícula separable, muy viscosa, que mancha el papel en azul verdoso. Gradualmente con el tiempo seco se le va la viscosidad, color blanco sucio a beige o a gris, con manchas ocráceas amarillentas en la vejez. Algo escamoso en tiempo seco, marcado de vagas fosetas.

Grueso, cilíndrico, algo inflado y curvado en la base, reticulado sobre el anillo por la decurrencia de los tubos. La base del pie puede estar coloreada de pardo oliva por las esporas.

Tubos adherentes decurrentes. Poros amplios, compuestos, con dos o tres celdillas cada uno, casi blancas al principio, después gris sucio, tintados de amarillo a marrón oliváceo.

Carne blanca o clara, algo amarilla en el pie, puede ser localmente blanca o pálida o azulada o verdosa, sobre todo en el pie y los tubos. Olor a fruta. Bajo los alerces.

Suillus flavidus

Amarillo ocre.

Superficie lisa, desnuda, fuertemente viscosa con humedad, brillante en seco, enteramente separable, algo mamelonado, color amarillo limón uniforme o amarillo pálido de joven, después amarillento pardo sucio,  aunque a veces está marcado por una especie de llamaradas radiales.

Débil, sinuoso, cilíndrico, atenuado en la parte alta; pruinoso o granulado, de blanquecino sucio a avellana, amarillo en la parte alta,  blanco sobre el anillo amarillo con tendencia al pardo, en el tramo inferior, señalado por una retícula de mallas anchas.  Velo anular blanquecino amarillo que  deja sobre el pie una zona pardusca en el punto de unión.

Más bien largos,  Tubos adheridos al pie, subuncinados o  ligeramente decurrentes, poco separables de la carne del sombrero. Poros  amplios y angulosos, simples o compuestos, a menudo un poco alargados radialmente, amarillentos sucios.

.

Carne amarillo sucio a amarillo pardo o amarillo limón; tiende al color verdoso o casi azul en todas partes, pero más acentuado en el pie. Olor agradable.a frutas y sabor acidulado.  Crece bajo  coníferas (Pinus radiata, Pinus silvestris, Pinus nigra,  alerces, Picea), entre la hierba o el musgo en lugares húmedos del bosque.

Suillus tridentinus

Amarillo amarronado y gris amarillento amarronado.

Más convexo que aplanado, a veces cónico, con restos de velo. Superficie un poco rugosa. Borde enrollado hacia abajo y después recto. Pardo ladrillo, rojo naranja más claro y anaranjado en el borde.

Cilíndrico o ensanchado en la parte superior, a menudo curvo, de base estrechada o ventrada, con velo en forma de anillo, blanquecino amarillo, rojo naranja bajo los tubos.

Tubos largos y anexos. Poros medianos, angulosos de color naranja o pardo naranja.

Color limón, pardo ladrillo bajo la cutícula. Crece bajo los alerces.

Suillus elegans

Amarillo oliva.

Cutícula lisa, glabra y viscosa glutinosa, enteramente separable, de color amarillo anaranjado más o menos oscuro o amarillo limón en ocasiones.

Grueso, esbelto, cilíndrico, engrosado en la base en un pequeño bulbo, presenta un velo membranoso, que al desprenderse del borde del sombreo, forma un anillo circular en la parte superior del pie.

Tubos anexos o decurrentes en el pie. Poros pequeños y redondos, con la edad anchos y angulosos, amarillos, con la presión de los dedos se manchan de marrón rojizo.

Carne amarilla, con ligero olor a hojas de geranio. Crece preferentemente bajo alerces.

Suillus sibiricus v/ Helveticus

Pardo oliváceo.

Viscoso. Amarillo cadmio, después amarillo pardo con manchas rojo pardo que se extienden por toda la superficie. Cutícula separable, con borde enrollado hacia abajo con restos de un velo lanoso muy persistente.

Amarillo azufre en la parte superior, rojizo en la inferior. Anillo grueso, casi algodonoso, persistente, unido por largo tiempo al borde del sombrero.

Tubos largos, anexos al pie, a veces decurrentes. Poros poligonales, bastante grandes. Amarillentos y después algo rosados, con típicas gotitas opalescentes.

Carne amarilla, con matices rosa al cortarla, sobre todo en el pie. Sabor algo amargo. En coníferas, sobre todo bajo el pino cembra (Pinus cembra), hasta los 2.200 m. de altura.

Suillus luteus

Marrón arcilla.

Igual que el Suillus luteus v/ Volvacea.

Igual que el Suillus luteus v/ Volvacea, exceptuando el anillo que en esta especie está situado sobre la parte elevada del pie.

Iguales características que el  Suillus luteus v/ Volvacea.

Iguales características que el  Suillus luteus v/ Volvacea.

Suillus luteus v/ Albus

Marrón arcilla

Cutícula viscosa en tiempo lluvioso, enteramente separable, blanquecina de joven, en el adulto con manchas cremosas o parduscas, apareciendo en el disco tinte gris pardusco.

Grueso, más o menos cilíndrico e igual con terminación en punta, granulosos por encima de zona anular, de color amarillo limón claro.

Tubos son de mediana largura, adherentes. Poros pequeños con la edad angulosos, de color amarillo limón claro.

Carne blanquecina, olor y sabor agradable. Crece bajo coníferas, entre la hierba.

Suillus luteus v/ Volvacea

Marrón arcilla.

Color pardo a pardo ladrillo, ligeramente mamelonado. La viscosidad que lo cubre le da un color violeta. Borde al principio algo curvado. Cutícula separable.

Cilíndrico, irregular, granulado por encima del anillo, amarillo. Anillo amplio, membranoso, situado casi en la base del pie simulando una volva. Viscoso blanquecino con tonos violeta o parduscos.

Largos, anexos, ligeramente decurrentes. Poros pequeños, angulosos, amarillo dorado.

Carne blanquecina o amarilla, tierna, sin olor o sabor particulares. Preferentemente crece bajo coníferas.

Suillus plorans

Pardusco.

Hemisférico y después convexo. De claro a distintas gradaciones del color pardo.

Casi cilíndrico, amarillo azafrán, cubierto por granulaciones rojo parduscas.

Tubos unidos al pie. Poros pardo rojizos, segregan gotitas lactiginosas que al salir dejan manchas parduscas.

Carne color azafrán, amarilla en los tubos, rojiza en la base del pie. Olor a cloro, sabor dulzón. Crece bajo coníferas, preferentemente bajo Pinus cembra.

Suillus placidus

Ocráceo.

Carnoso, viscoso, hemisférico y después convexo, blanco amarillo pardusco. Al tacto se vuelve ligeramente azul violeta.

Lleno, granuloso. Blanco amarillento en la parte superior, blanco rosado en la parte inferior.

Tubos adheridos. Poros pequeños y amarillos, con gotitas lactiginosas que dejan manchas pardo rojizas.

Carne blanquecina, gris violeta al tacto. Bajo coníferas, sobre todo bajo Pinus strobus o Pinus cimbrus.

Suillus bellini

Ocre.

Con en borde enrollado, cutícula lisa, mucilaginosa, completamente separable, de color blanco sucio al principio, pero desaparece ese color, por otro pardusco, que va avanzando hasta alcanzar el borde.

Corto, firme, casi cilíndrico, cubierto de granulaciones pardo rojizas.

Tubos finos, cortos, se separan con dificultad, de color amarillo limón pálido, después amarillo ocráceo o amarillo grisáceo. Poros pequeños, con la edad angulosos, de color crema pálido, con alguna mancha rosa o arcillosa, luego amarillentos junto al pie, pardo amarillento con tinte rosa en la vejez, con exudaciones lechoso-resinosas que dejan un moteado pardo rojizo en los poros y en el pie.

Carne blanco amarillenta, amarillo limón bajo los tubos, parduscas bajo la cutícula. Olor y sabor agradables. Coníferas, sobre todo en Pinus pinaster.

Suillus boudieri

Ocre.

Convexo con el borde enrollado y excedente, después casi plano. Cutícula enteramente separable, viscoso con humedad, de joven blanco hacia el borde, más pronto pasa a color marrón, empezando por el disco y extendiéndose hacia el borde, conservando en el mismo el color blanco durante largo tiempo.

Corto, recto a curvado en la base, blanco amarillento, salpicado de granulaciones o pecas de olor rojo vinoso o marrones.

Tubos adherentes o ligeramente decurrentes. Poros pequeños, después angulosos, de color blanquecinos con un ligero tono grisáceo-rosáceo, luego gris amarillento. Inmutable al contacto de los dedos.

Carne blanca amarillenta, de olor inapreciable y sabor fúngico. Coníferas.

Suillus leptopus

Ocráceo.

Borde excedente, ondulado y lobulado en la madurez. Cutícula lisa, viscosa con la humedad, enteramente separable, inicialmente blanca, pero pronto aparece un color leonado claro que se va adueñando a toda superficie del sombrero.

Blanco, decorado con pecas color púrpura en toda su longitud.

Tubos decurrentes, cortos. Poros en principio finos, redondeados, de color blanco crema con algún tono rosado, con exudaciones lechosas blancas que se oxidan después. Con la edad van adquiriendo un tono amarillo rosado y finalmente amarillo roñoso.

Carne blanquecina, inodora y de sabor fúngico. Bajo coníferas, especialmente del litoral marítimo. Está próximo al Suillus bellini y Suillus boudieri.

Suillus collinitus

Ocre.

Cutícula lisa, glabra, enteramente separable, viscosa en tiempo húmedo, marrón rojizo, vergeteado de fibrillas adnatas pardas que oscurecen el color del fondo.

Robusto, cilíndrico, atenuado en la misma base, amarillo cítrico sobre el tercio superior, adornado con finas pecas pardo rojizas producidas por gotitas resinosas exudadas y desecadas , el resto blancuzco excepto en la base que puede estar coloreado de pardo o rosa, teñido por hifas.

Tubos medianamente largos y adherentes. Poros sin exudaciones lechosas, amplios y angulosos, fácilmente separables, inmutables, de color amarillo, con la edad amarillo oliva.

Carne amarillenta en el sombrero, amarilla cítrica en la proximidad de los tubos y en el pie, ocre rojizo en la base. Sabor suave, olor débil. Hábitat propio de coníferas.

Suillus granulatus

Marrón.

Cutícula lisa y glabra, enteramente separable, muy viscoso con tiempo húmedo, de color amarillo uniforme, más o menos claro.

Cilíndrico, atenuado en la base, amarillo pálido con algunas manchas herrumbrosas, adornado por granulaciones pardo rojizas, producidas por exudaciones resinosas del pie al secarse.

Tubos adherentes, más o menos largos. Poros en principio pequeños y redondos, amarillos, con exudaciones en forma de gotitas lechosas que al secarse dejan pecas parduscas. Con la edad los poros se tornan angulosos y pasan al amarillo verdoso. Inmutable a la presión de los dedos.

Carne amarillo pálido, marrón violeta bajo la cutícula. Sabor suave, olor débil. Bajo coníferas, sobre todo en pinares jóvenes y limpios, con hierba fina, o viejos pinares abiertos y luminosos, sus linderos y a orillas de los caminos forestales.

Suillus variegatus

Marrón oliva.

Cutícula seca, difícilmente separable, fieltrosa-tomentosa, color ocráceo verdoso u ocre amarillento.

Cilíndrico o algo engrosado hacia la base, fibriloso-tomentoso, de color ocráceo verdoso u ocre amarillento, algo más claro que el sombrero.

Tubos adherentes, difícilmente separables. Poros medianamente grandes, redondos, luego angulosos, amarillentos, luego amarillo y finalmente pardos oliváceos, azulean al magullamiento más o menos intensamente.

Carne ocre amarillenta u ocre anaranjada, azulea levemente al cortarla. Sabor y olor poco agradables. Bosques de coníferas, sobre todo en bosques de Pinus silvestris.

Suillus mediterraneensis

Ocre oliva.

Cutícula enteramente separable, viscosa en tiempo húmedo, de color gris lila en el borde y marrón grisáceo en el resto. Con la edad marrón amarillento vergeteado por fibrillas más oscuras.

Grueso y algo ventrudo y terminación puntiaguda, blanco amarillento, recubierto de finas granulaciones marrón púrpura.

Tubos cortos, inmutables al contacto del aire. Poros angulosos, amarillos.

Carne amarillenta, inmutable al corte. Olor y sabor fúngico aunque débil. Especie mediterránea y sale bajo coníferas.

Pulveroboletus lignicola

Marrón oliva.

Sombrero muy carnoso, cutícula pubescente, pelosa, de color amarillo, enrojece al manoseamiento.

Grueso de color amarillo, enrojece al manoseamiento.

Tubos relativamente cortos en comparación con el grosor de la carne, redondeados junto al pie pero no excesivamente. Poros amplios y angulosos en la madurez, de color amarillo pálido, azulean ligeramente al frotamiento.

Carne blanco amarillenta en el sombrero, amarilla bajo la cutícula, la del pie es amarilla sobre todo en la base. Al contacto azulea ligeramente junto a los tubos y la base del pie. Olor y sabor débil pero agradable. Fructifica exclusivamente en tocos de pinos semidescompuestos.

Pulveroboletus hemicrhysus

Amarillo pálido.

Convexo con borde irregular, delgado y lobulado, enrollado o incurvado. Cutícula finamente furfurácea, color amarillento uniforme.

Corto, curvado en la base con terminación en punta, amarillo uniforme.

Tubos muy cortos, arqueados y decurrentes. Poros pequeños de color amarillo ocráceo, azulean ligeramente a la presión de los dedos.

Carne amarillenta, azulea ligeramente sobre los tubos al contacto del aire. Sabor acidulado. Hábitat preferentemente bajo coníferas.

Aureobotetus gentilis

Marrón claro.

Hemisférico, con borde enrollado, después convexo y finalmente plano, giboso u obtusamente mamelonado. Cutícula lisa, viscosa en tiempo húmedo, parcialmente separable, de color rojo o rosa, con la edad ocre rosado.

Largo, cilíndrico, curvado o sinuoso, fusiforme, liso, amarillo en la parte superior, anaranjado hacia la base.

Tubos adherentes, luego decurrentes por un diente. Poros grandes y angulosos en la madurez, de un bello amarillo brillante, amarillos sucios con la esporulación.

Carne blancuzca, más con una fina franja rosada bajo el contorno del sombrero. Inmutable. Olor y sabor agradables. Bajo bosques de frondosas.

Chalciporus piperatus

Marrón oliva.

Cutícula seca o un poco viscosa en tiempo lluvioso, difícilmente separable, color marrón ocráceo u ocre rojizo.

Lleno, grácil, generalmente atenuado en la base, con micelio amarillo muy desarrollado.

Tubos adherentes-decurrentes por un pequeño diente. Poros amplios y angulosos en la madurez, irregulares, rojo cuero y después color ladrillo, más coloreados que el sombrero.

Carne rosa amarillenta, excepto en la base del pie que es amarilla. Sabor muy acre. Preferentemente bajo coníferas, también se puede encontrar bajo frondosas.

Chalciporus amarellus

Marrón rojizo.

Cutícula un poco pubescente de joven, pero pronto glabra, ligeramente viscosa en tiempo húmedo, de color ocre amarillento claro u ocre pálido con leve tinte rosado.

Cilíndrico, concolorado con el sombrero, amarillo cromo en la base.

Tubos adherentes, medianamente largos. Poros amplios, angulosos, irregulares, de un bello grosella en la juventud, luego rosa sucio y finalmente rosa herrumbroso.

La carne del sombrero blancuzca, la del pie amarillo cromo. Sabor suave al principio, pero al final de la masticación se nota un sabor algo amargo y picante. Bosques de coníferas, sobre todo de montaña.

Chalciporus pseudorubinus

Marrón canela.

Cutícula lisa y glabra, arrugada con la edad, de color ocráceo claro o amarillo canela.

Superficie ligeramente estriada longitudinalmente, punteada de púrpura sobre fondo amarillo. La base está coloreada de amarillo por las hifas himeniales.

Los tubos forman escote junto al pie. Poros angulosos, de color rojo púrpura, después marrón rojizo.

Carne blanquecina excepto en la base del pie que es amarillenta. Olor inapreciable, sabor algo ácido. Hábitat bajo frondosas y coníferas.

Tylopilus felleus

Rosa carne amarronado.

Cutícula finamente aterciopelada, seca y opaca, con la edad glabra, color cuero marrón claro o avellana, uniforme adherente, agrietada en los bordes con tiempo seco.

Macizo, panzudo, después se alarga, pero queda engrosado hacia la base, presenta un retículo de mallas bien formadas y muy marcadas de color marrón oscuro que destacan sobre el tono claro del fondo.

Tubos finos, bastante largos, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondeados, de color blanco, después rosas y finalmente marrón rojizos.

Carne blanca, invariable al contacto del aire. Sabor muy amargo, como la hiel. Se encuentra en bosques de coníferas y frondosas.

Tylopilus felleus v/ Minor

Rosa salmón.

Inicialmente hemisférico, después convexo y finamente guancialiforme, de color pardo ocráceo a pardo amarillento.

Panzudo, luego cilíndrico, amarillento, recubierto por un retículo en relieve en forma de laberinto.

Tubos adherentes. Poros redondos de color blanco, luego rosa asalmonado.

Carne blanca, inmutable al contacto del aire, muy amargo, como la hiel. Crece bajo frondosas en la estación de primavera y es de menor tamaño  que el Tylopilus felleus.

Tylopilus alutarius

Rosa salmón.

Cutícula seca, finamente cuarteada en el borde, de color cuero u ocre amarronado, uniforme.

Casi cilíndrico, un poco engrosado hacia la base y terminado en punta. Parte superior del pie rosado, las dos terceras partes inferiores teñidas de amarillo. Retículo marrón, pero poco visible y descompuesto.

Tubos finos. Poros pequeños, redondos, al principio blancos, luego rosados.

Carne del sombrero blanca, teñida de rosa bajo la cutícula y en el área de los tubos. La del pie blanca en la mitad superior y amarillo limón el resto. Sabor no amargo. Bosques mixtos y coníferas.

Boletus appendiculatus

Marrón oliva.

Cutícula finamente tomentosa, al final lisa y glabra, difícilmente separable del sombrero, color castaño claro o marrón ocráceo sin mezcla de rojo o púrpura.

Grueso y firme, algo claviforme, de color amarillo, adornado con retículo concolorado. La base presenta un aspecto acorchado de color ocráceo.

Tubos finos, medianamente largos. Poros pequeños y redondos de color amarillo claro, luego amarillo vivo y amarillo verdoso en la vejez, a la presión de los dedos adquieren un tono azul verdoso poco acentuado.

Carne amarillenta, al corte azulea en el sombrero, la del pie se deviene rosa. Sabor a avellana en el adulto. Bosques de frondosas.

Boletus subappendiculatus

Marrón oliva.

Borde excedente, ondulado en la madurez. Cutícula aterciopelada de color gris ocráceo o marrón ocráceo claro.

Obeso, luego más o menos cilíndrico con base redondeada, amarillo pálido con un retículo fino concolorado en lo alto del pie.

Tubos adherentes, medianamente largos. Poros pequeños, redondos, de un amarillo azufre vivo.

Carne blanca amarillenta en el sombrero y en toda la longitud del pie. Presenta una línea amarilla en la periferia del pie. Sabor y olor avellanado en el adulto. Crece bajo frondosas.

Boletus regius

Marrón oliva.

Cutícula difícilmente separable, lisa y glabra, color púrpura, después grosella, con tendencia a decolorarse, a veces, con manchas ocráceas.

Corto, grueso, amarillo azufre, con retículo amarillo en su parte superior.

Tubos finos, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos, amarillo azufre, relucientes, inmutables a la presión de los dedos.

Carne amarilla, rojiza bajo la cutícula; inmutable o raramente virante al azul claro al corte o con cierto grado de humedad. Rosada sobre el fondo del pie. Olor y sabor agradables. Bajo frondosas.

Boletus pseudoregius

Pardo oliváceo.

Margen un poco excedente e incurvado. Cutícula adherente, lisa, seca, de pardo rosado a pardo rojiza.

Clavado o cilíndrico, reticulado en lo alto, amarillo, con la parte baja rojiza.

Tubos escotados y adherentes. Poros pequeños, amarillos azuleantes.

Carne blanco amarillenta, rosada en la base del pie, azuleante. Olor y sabor agradables. Crece preferentemente bajo frondosas.

Boletus fechtneri

Ocre oliváceo.

Cutícula adherente, finamente furfurácea, después lisa y glabra, de color muy claro, café con leche con cierta tonalidad rosácea u ocre muy pálido, recubierto por una pruina fina blanquecina de joven.

Grueso, conservando como norma un evidente bulbo basal. El color es amarillo muy pálido con retículo concolorado. En la zona intermedia presenta una banda circular de color rosa violáceo que puede ser muy llamativa o muy diluida.

Tubos finos redondeados junto al pie, decurrentes por un diente. Poros pequeños, redondos, amarillo pálido que azulean débilmente a la presión de los dedos.

Carne de color amarillo muy pálido, rosado bajo la cutícula, vira débilmente al contacto del aire, sobre todo en la parte superior del pie, para luego retornar al color inicial. Olor y sabor avellanado. Crece bajo frondosas, sobre todo bajo robles.

Boletus speciosus

Ocre ferruginoso.

Cutícula sedosa, luego lisa, de color rojo con cierta tonalidad marrón, como en algunos ladrillos.

Claviforme de joven, luego cilíndrico o algo bulboso, o adelgazado hacia la base en forma de cono truncado. Color amarillo con la base teñida de rojo, adornado con un fino retículo concolorado.

Tubos bastante cortos. Poros finos, redondos, amarillos, azulean a la presión de los dedos.

Carne amarillenta, al corte azulea la del sombrero y enrojece la del pie. Bosque de frondosas (hayas, robles).

Boletus pachypus

Marrón amarillo oliváceo.

Cutícula seca, aterciopelada cuando es joven, luego glabra, de color beige claro o gris ocráceo pálido.

Panzudo con terminación en punta, amarillo con banda estrecha de color rosa, adornado por un retículo de mallas bien marcadas más oscuras que el fondo.

Tubos adherentes, cortos. Poros redondos de color amarillento, azulean a la presión de los dedos.

Carne blanco amarillenta, se tiñe de azul cielo en la parte superior del pie al contacto del aire. Sabor amargo, acidulado. Hábitat preferentemente de coníferas.

Boletus calopus

Marrón oliva.

Cutícula seca, de joven pubescente, después glabra, de color café con leche claro, con mezcla de gris oliváceo. Margen grueso.

De joven es corto, ovoide, después se alarga, conservando un bulbo más o menos pronunciado, amarillo en la parte superior, rojo vivo en la inferior y amarillo ocráceo en la misma base, recubierto por un retículo llamativo, concolorado al principio amarillo en lo alto y rojo en la base. Con la edad el retículo se oscurece, contrastando más con el fondo, azulea a la manipulación.

Tubos finos, largos, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos de color amarillo, con la edad verdosos. Azulean a la presión de los dedos.

Carne blanca amarillenta, azulea al contacto del aire. Sabor muy amargo, acidulado. Bosques mixtos.

Boletus albidus

Amarillo ocráceo con tonalidades oliváceas.

Cutícula adherente, seca, revestida de un tomento blanquecino en su juventud, de color muy claro, generalmente blanco grisáceo pálido, blanco crema o blanco ocráceo con tono oliváceo.

Amarillo, carece de verdadero retículo. La base del pie presenta una zona roja.

Tubos casi libres, redondeados junto al pie, finos, largos. Poros redondos, luego angulosos, amarillos, al final oliváceos, azulean a la presión de los dedos.

Carne blanca o ligeramente amarilla, al corte azulea débilmente para volver en unos minutos a amarillo. La base del pie presenta una zona rojiza. Sabor amargo. Bosques de frondosas.

Boletus radicans

Marrón oliva.

Cutícula adherente, finamente aterciopelada, seca, se cuartea con facilidad, de color beige pálido.

Engrosado del ápice a la base para terminar en bulbo redondeado que bruscamente se corta para terminar en punta. A menudo está curvado junto al bulbo. Color amarillo en la parte superior y amarronado hacia la base, azulea al manosearlo. El retículo no existe o es muy rudimentario.

Tubos adherentes, finos. Poros pequeños, redondos, de color amarillo limón, azulean a la presión de los dedos.

Carne blanquecina o amarillenta, azulea al contacto del aire en el sombrero y parte superior del pie. Sabor muy amargo. Bosques de frondosas.

Boletus impolitus

Marrón oliva.

Cutícula tomentosa, seca, de color pálido, amarillo arcilloso, amarillo oliváceo claro y ocre amarillento.

Robusto, ovoide de joven, después casi cilíndrico, terminado en punta, amarillento con manchas rojas.

Tubos finos, medianamente largos. Poros pequeños, luego angulosos, amarillo luego amarillo oro y finalmente amarillo ocráceo.

Carne amarilla, la del pie casi blanca, inmutable al contacto del aire. Olor a yodo en la base del pie; sabor un poco ácido. Bajo frondosas en lugares húmedos.

Boletus fragans

Ocre oliváceo.

Con la edad se vuelve deforme con borde lobulado. Cutícula finamente aterciopelada, seca, mate, de color marrón oscuro a marrón pardo.

Generalmente corto, robusto y obeso, engrosado en la parte media, con terminación radicante. Amarillo dorado en la parte superior, recubierto por un tomento marrón rojizo en la base, que se extiende con la edad por todo el pie.

Tubos poco decurrentes, cortos con relación a la carne del sombrero, se separan con cierta dificultad. Poros pequeños, primero redondos, luego angulosos, amarillos, después amarillo oro y al final verdosos. Azulean al tacto.

Carne gruesa, compacta de joven, de color amarillo, al corte azulea instantáneamente, volviéndose enseguida al azul verdoso sucio y posteriormente, en unas horas, al amarillo pálido inicial. Olor agradable, sabor un tanto ácido. Bosques de frondosas, especialmente encinas.

Boletus depilatus

Marrón oliva.

Inicialmente hemisférico, después convexo con la superficie magullada como si se hubiera ejercido presión con los dedos, de color marrón ocráceo mezclado de tenue tinte oliváceo.

Adelgazado del ápice a la base para terminar fusiforme. Superficie amarilla con franja roja en la parte superior, a veces poco visible, recubierta por asperosidades granulosas de color marrón.

Tubos medianamente largos, adherentes. Poros pequeños, luego angulosos de color amarillo, con la edad verdosos.

Carne blanco amarillenta, enrojece al contacto del aire más acusado en la parte superior del pie y junto a los tubos, permanece sin ennegrecer. Una delgada franja amarilla recorre la periferia del pie. De sabor y olor suave, excepto la de la base del pie que exhala un olor a yodo. Bosques de frondosas, preferentemente de encinas.

Boletus aemilii

Marrón tabaco.

Convexo con el borde grueso y ondulado, a menudo deforme, y lobulado en la vejez. Cutícula aterciopelada, color rojo grosella fuerte o rojo púrpura, con la edad tiende al marrón ocráceo.

Corto. Bajo los tubos es grueso y se adelgaza hacia la base para terminar radicante. Amarillo en la parte superior, resto concolorado con el sombrero. Sin ninguna traza de retículo. Al manoseamiento azulea.

Tubos cortos, algo decurrentes. Poros angulosos blanco amarillentos, luego amarillos y finalmente amarillo verdosos. Azulean al contacto del aire.

Carne gruesa, blanca, azulea ligeramente al contacto del aire. Sabor suave, olor a fruta. Bosques de frondosas, preferentemente bajo castaños.

Boletus luridus

Marrón oliva oscuro.

Cutícula aterciopelada, luego lisa y glabra, de color variado: gamuza, amarillo oliva, pardo amarillo o marrón rojizo, con una franja en el borde amarillo anaranjada.

La base del pie es de color rojo, vinoso y ese color va invadiendo poco a poco, progresivamente, toda la carne del pie. Carnoso, lleno, grueso sobre todo en la base, amarillento, cubierto por una retícula roja.

Tubos libres o redondeados. Poros pequeños, redondeados, rojo sangre, rojo anaranjado más o menos acentuado según la edad, azulean a la presión de los dedos.

La superficie de la carne en contacto con los tubos es de color rojo, y azulea al contacto del aire. Olor agradable. Sabor dulce. Bosques de frondosas y coníferas.

Boletus luridus v/ Queletiformis

Marrón oliva.

Cutícula adherente, lisa. De color ocre amarillento con borde más claro con algunas manchas de color rosa con la edad. Al manoseamiento azulea.

Largo, grueso junto a los tubos, adelgazado del ápice a la base para terminar en punta. Superficie amarillenta, recubierta por un retículo de mallas finas, más pronunciado en la mitad superior del pie.

Tubos adherentes, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos, de color rojo intenso, azulean a la presión de los dedos.

Carne blanco amarillenta, azulea al cortarla, pero enseguida pierde el color quedando en un amarillo verdoso sucio. La base es de color rojo púrpura o rojo vinoso. Bajo bosques de frondosas.

Boletus caucasicus

Marrón oliva.

Finamente fibrosillo, hemisférico, después convexo, de color marrón ocráceo con tonos rosados o rojo oliváceos.

Ovoide, luego cilíndrico y terminado en punta, de color amarillo en la parte superior y purpúreo en la base. Está adornado con un retículo bien formado y llamativo de mallas más oscuras que el fondo.

Tubos anexos al pie. Poros pequeños, redondos, rojo anaranjados en el borde y rojo hacia el centro, con tendencia a decolorarse hacia el amarillo verdoso.

Carne amarillenta en el sombrero y parte superior del pie, y la base está teñida del color de la remolacha roja. Al contacto del aire azulea. Sabor acidulado. Bosques de frondosas.

Boletus torosus

Marrón oliva.

Cutícula inicialmente un poco aterciopelada, pero pronto se vuelve glabra, casi viscosa en tiempo húmedo. El color amarillo inicial, así como los poros y el pie, van transformándose en un rojo púrpura claro, con el borde más claro, con algo de amarillo y finalmente todo el sombrero por igual es rojo púrpura o rojo grosella. Al menor roce o a la manipulación se torna azul de Prusia y seguidamente negro, adquiriendo un aspecto poco atractivo a la vista.

Pie corto, grueso, algo engrosado hacia la base, terminando en punta obtusa. El color es el del sombrero en todas las fases de evolución. Retículo fino concolorado, al final marrón púrpura oscuro.

Tubos cortos, finos adheridos. Poros redondos, inicialmente amarillos, después amarillo vivo, luego anaranjados y paulatinamente se vuelven rojos.

Carne amarillenta, vira intensamente al azul verdoso oscuro, pero por unos segundos, pues rápidamente va perdiendo color para pasar a un amarillo verdoso sucio, casi negruzco. Bosques de frondosas.

Boletus rubrosanguineus

Marrón oliva.

Cutícula tomentosa, luego lisa, de color blanco rosado, gris ocráceo claro o color café con leche, tornándose rojo por zonas con la edad, al final rojo sangre. No azulea al frotamiento y se vuelve rojiza al frotamiento.

Engrosado progresivamente del ápice a la base o engrosado en el centro, amarillo, recubierto totalmente por un fino retículo rojo.

Tubos cortos. Poros pequeños, redondos, al principio amarillentos, pero pronto se tornan rojo sangre, azulean a la presión de los dedos.

Carne amarillo pálido, al corte azulea, pero débilmente. Un corto espacio de la base está tintado de marrón rojizo. Sabor suave y olor insignificante. Bajo frondosas.

Boletus purpureus

Marrón oliva.

Cutícula aterciopelada al principio y recubierta por un ligero tomento amarillento, que se elimina poco a poco con el desenvolvimiento del sombrero, a favor del color rojo púrpura fundamental. Al menor contacto el revestimiento se mancha de azul Prusia, virando al azul negruzco sucio, para volverse al cabo de algún tiempo rojo carmín.

Ovoide al principio, siempre macizo y robusto, de color amarillo oro bajo una redecilla roja o rojo púrpura, que se mancha de azul negruzco al menor contacto.

Tubos casi libres, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos de color sangre, se vuelven más o menos anaranjados en la vejez.

Carne amarillo oro, al corte vira instantáneamente al azul verdoso, después al amarillo verdoso sucio. Rojo vinoso en las viejas heridas o mordeduras. Olor agradable, sabor acidulado. Bajo frondosas, especialmente bajo castaños.

Boletus rhodopurpureus

Marrón oliva.

Hemisférico, con el borde muy incurvado, después convexo y al final plano-convexo, de color rojo púrpura sustancialmente, al menor roce o al manosearlo se mancha de azul oscuro y seguidamente de azul negruzco.

Grueso y macizo, rojo anaranjado en el ápice, rojo en el centro y pardo púrpura en la base, se mancha de azul negruzco al tocarlo. Retículo bien desarrollado hasta la mitad del pie de color rojo sangre.

Tubos más bien cortos, redondeados junto al pie. Poros redondos, pequeños, de color rojo sangre, azulean a la presión de los dedos.

Carne color amarillo vivo, azulea al cortarla, rojo vinoso en la base. Olor agradable y sabor acidulado. Bajo caducifolios de montaña.

Boletus rhodoxanthus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, recubierta en su juventud de un tomento blanquecino que desaparece al tacto, y aparece el color rojo carmín subyacente. Con la edad la cutícula se vuelve lisa y glabra de color rojo púrpura o grosella, decolorándose por zonas, sobre todo en el disco adquiriendo colores ocres amarillentos, manteniéndose en el margen, durante largo tiempo el color inicial. Al manoseamiento la cutícula no azulea, más bien se intensifica el tono del color rojo púrpura fundamental.

En principio obeso, grueso y macizo, corto, terminado en punta, con la edad  se alarga y se vuelve cilíndrico. Es de color amarillo vivo en la parte superior y rojo en la parte inferior, adornado por un magnífico retículo rojo vivo de mallas regulares.

Tubos cortos, adherenes, finos. Poros pequeños, redondos, inicialmente amarillos, seguidamente anaranjados y después rojo sangre.

Carne amarilla, vira instantáneamente al azul verdoso intenso la del sombrero, pero enseguida se desvanece quedando en pocos minutos amarillo verdoso sucio. La del pie queda amarilla, excepto en la misma base que es roja. Algunas horas después del corte la carne se vuelve amarilla o amarillo sucio y nunca rojo púrpura. Olor agradable a fruta, sabor suave. Crece bajo frondosas.

Boletus satanas

Marrón oliva.

Cutícula finamente aterciopelada, con la edad lisa y glabra, de color gris ceniza claro casi blanco, con tonalidad gris verdoso que le da un semblante lívido. Bajo la cutícula al rasparla la carne es blanca, lo que la diferencia de la carne del Boletus satanoides que es de color lila rosáceo.

Globoso, ovoide, obeso, generalmente corto, amarillo en la parte superior y rojo carmín claro en la parte inferior, adornado por un retículo concolorado que pronto se torna anaranjado y después rojo sangre.

Tubos más bien cortos, libres, redondeados junto al pie. Poros pequeños, redondos, al principio amarillo anaranjado, pero pronto adquieren un color rojo sangre, se manchan de azul verdoso al frotamiento.

Carne de color blanco amarillento, azulea débilmente o moderadamente al contacto del aire más acentuado sobre los tubos y en la pare alta del pie. Bajo frondosas, mezclado a veces con carrasco.

Boletus satanoides

Marrón oliva.

Borde irregular pegado al pie, cutícula pubescente blanca con leve tonalidad gris rosácea, en contraste con un corto y rechoncho pie de color rojo púrpura. Si raspamos la cutícula con la uña aparece un lila rosáceo que lo separa definitivamente del Boletus satanas, y que en éste bajo la cutícula, aparecerá la carne blanca. A medida que e desarrolla el blanco va desapareciendo para dar lugar al color rojo púrpura claro o lila, al final se oscurece y aparecen manchas ocráceas.

Ovoide, ventrudo, grueso, amarillo en la parte superior, mezclándose con púrpura en el centro y rojo púrpura en la base. Adornado con un retículo de mallas finas de color rojo púrpura.

Tubos adherentes, finos. Poros redondos, pequeños, rojo púrpura al principio, con la edad se vuelven de color anaranjado amarillento. Al tacto azulean.

Carne blanca, azul cielo saturado al cortarla, en la misma base ocre amarillenta, no roja. La mordedura de los limacos se torna de color rojo púrpura claro. Olor de la cutícula netamente a achicoria, pero a la vez un poco virosa. Bajo frondosas, coníferas y bosques mixtos.

Boletus pulchrotinctus

Marrón oliva.

Cutícula pubescente, pero pronto lisa,  un poco viscosa en tiempo húmedo, de color ocre grisáceo claro con una banda periférica rosa violeta que persiste hasta la vejez.

Ovoide, bulboso, a veces curvado en la base, terminando en punta redondeada. Amarillo en la parte superior, una banda rosa en la zona media o junto a la base, adornado por un retículo de mallas finas concolorado con la base.

Tubos cortos, adherentes. Poros pequeños, redondos. Luego angulosos, amarillos al principio, luego amarillo anaranjado o anaranjados, más coloreados en la zona central. Azulean al tacto.

Carne amarillo pálido, casi blanca, con un halo violeta bajo la cutícula del sombrero. Azulea al contacto del aire. Crece bajo frondosas, preferentemente bajo roles.

Boletus dupainii

Marrón oliva.

Cutícula reluciente por una viscosidad transparente, con la edad se vuelve seca y opaca. Es de color rojo carmín o rojo grosella vivo. Al tacto azulea.

Grueso, ventrudo o bulboso, terminado en punta. Fondo amarillo que va desapareciendo por un finísimo moteado rojo grosella. Aunque se considera carente de retículo, casi siempre aparece en lo alto un retículo rojo de 1 cm. Esta ornamentación es producida por anastomosamiento de los poros sobre el pie.

Tubos cortos, adherentes. Poros redondos, rojo sangre, amarillo anaranjado en el borde en estado joven azulean a la presión de los dedos.

Carne amarillo pálido, al corte azulea, pero seguidamente tiende al amarillo. Olor y sabor agradables. Crece bajo frondosas, preferentemente encinares mezclado con carrasco.

Boletus siculus

Marrón ocráceo.

Cutícula lisa y brillante, separable; en tiempo húmedo y en ejemplares jóvenes se observa una viscosidad incolora, que al secarse es opaca. Color rojo brillante o rojo escarlata, muy llamativo, pero con la edad este color pierde vistosidad y se vuelve ocre ferruginoso.

Obeso y panzudo, luego más o menos alargado, pero conservando un engrosamiento en la parte inferior, base subradicante. Amarillo en la parte superior y más anaranjado hacia la base, todo recubierto por un magnifico retículo de mallas rojas en relieve y bien marcadas.

Tubos finos y largos, adherentes, redondeados junto al pie. Poros pequeños, primero redondos, después angulosos, de color rojo vivo en la parte central y rojo anaranjado en la periferia, con la edad marrón parduscos. Al frotamiento azulean.

Carne amarilla en el sombrero y amarillo fuerte en el pie. Al corte azulea más o menos intensamente, pero rápidamente palidece y se torna de color amarillo verdoso sucio. Base del pie teñida de rojo. Olor y sabor agradables a frutas. Bajo frondosas, preferentemente bajo encinas.

Boletus erythropus

Marrón oliváceo oscuro.

Cutícula difícilmente separable, es seca, finamente aterciopelada, de color marrón oscuro o rojo herrumbroso, al menor contacto con los dedos se mancha de azul verdoso.

Firme, grueso, punteado de pequeñas motas rojas, a veces tan densas que aparece todo rojo. Esto es lo que nuestros ojos pueden apreciar a simple vista, pues mirando este punteado a través de una lupa de gran aumento podemos ver que estos puntitos son escamitas producidas por un finísimo cuarteamiento de la piel.

Tubos finos, largos. Poros pequeños, redondos, de color rojo sangre, azulean a la presión de los dedos.

Carne amarilla, azulea intensamente al contacto del aire, pero durante unos instantes, pues paulatinamente va perdiendo el color hasta un amarillo verdoso sucio. Crece bajo frondosas y coníferas.

Boletus queletii

Marrón oliva.

Cutícula aterciopelada, de color variable, amarillo anaranjado, ladrillo, rojo granate, rojo vinoso, marrón rojizo o marrón púrpura.

Firme, más o menos cilíndrico con la base puntiaguda, superficie finamente coposa a la lupa, amarillo azufre en la parte superior, rojo vinoso o rojo púrpura sucio en el resto.

Tubos finos, medianamente largos, casi libres. Poros pequeños, redondos, rojo anaranjado, rojo ladrillo, que se van decolorando con la edad hacia un amarillo verdoso con leve tonalidad rojiza.

Carne amarilla, rojo púrpura en la base del pie, azulea intensamente al corte, sobre todo en ejemplares jóvenes y tiempo húmedo. Olor débil a fruta, un poquito amargo al final de la masticación. Crece bajo frondosas entre la hierba.

Boletus queletii v/ Discolor

Marrón pardo oliva.

Cutícula adherente, pubescente, al tacto se mancha de azul, de color amarillo o amarillo anaranjado más oscuro en el disco, a menudo teñido de un color oliváceo.

De la misma longitud que el diámetro del sombrero, amarillo en la parte superior y marrón púrpura en la base, cilíndrico o fusiforme, con la base radicante.

Tubos adherentes de mediana longitud. Poros pequeños, redondos, anaranjados que van perdiendo color con la edad, al tacto azulean.

Carne blanca en el sombrero, amarilla la del pie, con la base marrón púrpura, al corte vira al azul, pero ligeramente. Bajo frondosas.

Boletus lupinus

Marrón oliva.

Cutícula seca, lisa de color variable con la edad. En principio presenta un alegre rojo coral que con el crecimiento del sombrero se va diluyendo con el ocre amarillento, conservando en el borde el color rojo inicial o por el contrario es el borde el primero en tornarse amarillento.

Pie corto y grueso, cilíndrico, pero terminado en punta, amarillo sin retículo, pero salpicado de copitos concolorados que con la edad  se vuelven marrón rojizo, al manoseamiento azulea.

Tubos cortos, adherentes. Poros pequeños, angulosos con la edad, de color rojo carmín, después rojo anaranjados, azulean a la presión de los dedos.

Carne blanco amarillenta, excepto en la base del pie que es marrón rojiza, azulea al contacto del aire. Bajo frondosas, coníferas y carrascales.

Boletus junquilleus

Marrón oliva.

Cutícula aterciopelada, pero pronto lisa, de color amarillo canario, amarillo azufre o amarillo paja, azulea inmediatamente al contacto con los dedos, quedando después manchas parduscas.

Ventrudo de joven, después estirado, amarillo sin retículo, punteado de pequeñas máculas amarillas, que viran al marrón rojizo con la edad, la base del pie está coloreada de rojo o marrón rojizo. Este color se propaga progresivamente por todo el pie, lo mismo en el sombrero y en los poros.

Tubos amarillo brillantes, bastante cortos, separables. Poros pequeños, redondos, de color amarillo, pero en tono más vivo, se manchan de rojo anaranjado o marrón rojizo, azulean al contacto con los dedos.

Amarillo vivo, que vira inmediatamente al corte al azul; más sobre el sombrero, menos sobre el pie. Algo amargo y de sabor acidulado. Bajo frondosas, de modo particular bajo robles y hayas.

Gyrodon lividum

Marrón oliva.

Cutícula separable casi por completo, viscosa en tiempo húmedo, opaca cuando seca, poco tenaz, recubierta de fibrillas aracnoides. Con la edad se vuelve fieltroso-lanoso. El color es ocre amarillento pálido, mezclado de oliva, luego verde bronceado y al final marrón rojizo.

Central o un poco excéntrico, duro, coriáceo, algo engrosado hacia la base, fibriloso, concolorado con el sombrero, después marrón pardo, vinoso en la base.

Tubos cortos y muy decurrentes, difícilmente separables de la carne del sombrero. Poros pequeños, redondos, de color amarillo pálido, luego amarillo oro y al final amarillo verdoso.

Carne gruesa en el centro y delgada en los bordes, de color amarillo pálido con la edad, verde al contacto del aire, marrón rojiza en la base del pie. Sabor acidulado. Especie exclusiva de alisos y sitios muy húmedos.

Gyrodon macrosporus

Marrón oliva.

Plano convexo, con borde irregular, sinuoso, formando grandes lóbulos. Cutícula seca, de color marrón ocráceo, mezclado con leve tinte oliváceo.

Corto, grueso, atenuado del ápice hacia la base con terminación fusiforme, de color marrón ocráceo mezclado con leve tinte oliváceo.

Tubos arqueados, decurrentes, muy cortos. Poros irregulares, poligonales, amplios junto al pie y muy apretados hacia los bordes del sobrero de un amarillo luminoso, no azulean a la presión de los dedos.

Carne blanco amarillenta, casi inmutable al contacto del aire, azulea ligeramente sobre los tubos. Bajo frondosas, particularmente bajo robles.

Xerocomus subtomentosus

Marrón oliva.

Cutícula adnata, seca, mate, de color marrón vinoso u ocre amarillento, recubierto por un tomento amarillo oliváceo claro que va desapareciendo con la edad.

Firme, cilíndrico, o engrosado en la pare inferior, generalmente curvado y terminado en punta. La superficie es lisa, punteada de rojo o adornado de finas costillas paralelas o incidentes apenas pronunciadas, de color amarillo azufre, manchado de marrón vinoso en la base. En tiempo seco parte de la corteza, generalmente tiras, pueden rasgarse por cuarteamiento, enroscándose hacia el ápice de manera característica.

Tubos adherentes, a veces decurrentes por un diente, fácilmente separables. Poros grandes, angulosos, irregulares con margen dentado, amarillo vivo, después oliváceos por la esporulación, azulean al frotamiento, pero débilmente.

Carne color amarillo claro en el sombrero y amarillo vinoso en la parte inferior del pie, generalmente inmutable, más en tiempo húmedo puede azulear lentamente en proximidad de los tubos. Bajo frondosas, especialmente bajo roble. A veces bajo coníferas.

Xerocomus ferrugineus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, tomentosa, luego lisa y opaca de color marrón más o menos oscura con componente rojo y no oliváceo, como el Xerocomus subtomentosus.

Firme, irregular, curvado o flexuoso, adelgazado en la base de color ocre amarillento, más vivo en el ápice y amarronado en la base, adornado junto al sombrero por un pseudoretículo, formado por estrías en relieve que se entrecruzan.

Tubos finos, largos, redondeados junto al pie. Poros en la madurez amplios e irregulares, angulosos, de color amarillo pálido que van oscureciendo con la edad al amarillo herrumbroso, a la vejez toman tonos oliváceos. Azulean débilmente a la presión de los dedos.

Carne amarillenta, incluso bajo la cutícula, azulea débilmente. Bajo frondosas y coníferas.

Xerocomus lanatus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, fieltrosa lanosa, a menudo finamente cuarteada en tiempo seco o ventoso, de color uniforme marrón, marrón rojizo, marrón vinoso o marrón amarillento.

Cilíndrico, curvado en la misma base y terminado en punta. La superficie está marcada por un pseudoretículo de mallas alargadas de poco relieve cubierta por mechas lanosas del color del sombrero. El ápice y la base son amarillos.

Tubos adherentes, más bien cortos. Poros angulosos en la madurez, de color amarillo, más tarde amarillo ocráceo y a menudo tintados de rojizo junto al pie, apenas azulean con la presión de los dedos.

Carne del sombrero es blanco amarillenta, casi inmutable al contacto del aire, la del pie es fibrosa, de color rojizo claro. Crece bajo coníferas.

Xerocomus xanthus

Amarillo oliváceo.

Cutícula aterciopelada, seca, de color amarillo, después amarillo oliváceo o amarillo ocráceo claro, finalmente amarronado.

Recto o curvado, engrosado del ápice a la base con terminación en punta, superficie estriada, recubierta de diminutas escamitas apreciables con lupa. Color amarillo limón bajo los tubos, el resto amarillo pálido con tonos rosados.

Tubos cortos, adherentes o libres. Poros finos, desiguales, amarillos, inmutables a la presión de los dedos.

Carne amarillo pálido, al corte amarillea sensible e instantáneamente para azulear al cabo de 5 minutos, la del pie de color algo rosado. Olor ligeramente a Scleroderma. Bajo bosques mixtos, robles y hayedos.

Xerocomus leguei

Marrón oliva.

Hemisférico, luego convexo, de color marrón rojizo.

Amarillo en el ápice, resto hasta la base, está recubierto por un pseudoretículo de mallas rojas o marrones que se extienden hasta la base del pie. El pseudoretículo es lanoso y fibriloso y no liso como en el Xerocomus lanatus o el Xerocomus ferrugineus, que tienen el pseudoretículo liso.

Tubos medianamente largos, redondeados junto al pie. Poros angulosos en el adulto, de color amarillo, luego con la esporulación se torna amarillo oliváceo.

Carne amarillenta, azulea ligeramente al contacto con el aire. Bajo frondosas, en especial, bajo alcornoques.

Xerocomus fragilipes

Amarillo oliváceo.

Cutícula finamente tomentosa, de un color rojo anaranjado con mezcla de ocre o marrón, pero siempre con predominio del rojo, pero sin llegar al colorido del Xerocomus rubellus.

Engrosado del ápice a la base con terminación en un amasijo de hifas himeniales blancas. Superficie lisa, aunque a veces presenta alguna nervadura entrecruzada imitando un corto pseudoretículo. Color amarillo, piqueteado de puntitos rojos que le dan un aspecto rojillo, sobre todo en la parte superior del pie.

Tubos medianamente anchos, casi libres. Poros angulosos en ejemplares maduros, de color amarillo, luego oliváceos con la esporulación, a la presión de los dedos apenas azulean.

Carne blanco amarillenta, inmutable al contacto del aire. Bajo frondosas, en particular bajo alcornoques.

Xerocomus armeniacus

Marrón oliva claro.

Cutícula pubescente, luego glabra, de color albaricoque o amarillo anaranjado mezclado de ocre.

Irregular, engrosado en la base y radicante, unido a menudo a los pies de otros carpóforos, amarillo en el ápice y marrón rojizo en el resto.

Tubos medianamente largos, adherentes. Poros angulosos, de color amarillo, con la edad amarillo oliva sucio, azulean débilmente a la presión de los dedos.

Carne amarilla pálida la del sombrero, ocre amarronada la del pie. Bosques de frondosas, coníferas y mixtos.

Xerocomus chrysenteron

Marrón oliva.

Cutícula adherente, tomentosa, seca con tendencia a cuartearse en la madurez y en estas fisuras y grietas se deja ver un finísimo sustrato rojo que caracteriza a la especie. El color es variable: pardo oliváceo, pardo grisáceo o en ocasiones pardo vinoso.

Firme y esbelto, a menudo curvado o flexuoso, engrosado en el ápice y en la base, terminando en punta. Superficie marcada de estrías longitudinales, que si bien  son amarillas al principio, concoloras con el pie, se tornan rojizas o rojo vinoso en la vejez. El color de los ejemplares jóvenes es amarillo en la parte superior y amarillo ocráceo en la base.

Tubos adherente-decurrentes por un diente, redondeados junto al pie, fácilmente separables, medianamente largos. Poros angulosos, azulean a la presión de los dedos moderadamente, a la vejez se tornan verde oliváceo con manchas pardo herrumbrosas.

Carne amarillo muy pálido, roja bajo la cutícula y roja también en la parte inferior del pie en la vejez, azulea al contacto del aire. Bosques de coníferas y frondosas.

Xerocomus porosporus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, seca y mate, se cuartea enteramente, mostrando entre las fisuras de la cutícula una carne blanco amarillenta sin ningún vestigio e color rojo. Color pardo oliva o gris pardo sucio.

Esbelto, algo engrosado hacia la base, curvado o sinuoso, finamente estriado longitudinalmente, de color amarillo muy pálido, ennegrece a partir de la base, extendiéndose poco a poco por todo el pie, da la sensación de estar manchado de negro humo.

Tubos decurrentes por un diente. Poros compuestos, angulosos, de color amarillo limón pálido, finalmente oliváceos, azulean a la presión de los dedos.

Carne amarillo limón, casi blanca en el sombrero, ocráceo en el pie vinoso en la base. Azulea débilmente junto a los tubos. Bajo frondosas.

Xerocomus pruinatus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, seca, mate, de color marrón rojizo, marrón vinoso o castaño, recubierto por una fina pruina blanquecina que desaparece al manosearlo o por la edad.

De color amarillo limón claro, recubierto de finas estrías de color sangre, la base punteada de rojo. Al tacto azulea débilmente.

Tubos adherentes, cortos y finos. Poros pequeños, de color amarillo limón muy pálido, con la edad oliváceos.

Carne color amarillo pálido, azulea débilmente y lentamente al contacto del aire, en la base del pie color albaricoque. Bajo caducifolios.

Xerocomus rubellus

Marrón oliva.

Cutícula difícilmente separable, sólo en el borde, aterciopelada de joven, se cuartea al extenderse el sombrero, rojo púrpura, bermellón, rojo vivo, marrón rojizo u ocre rojizo, siempre con colores vivos que se degradan con la edad. Bajo la cutícula la carne es crema y no roja, detalle que podemos apreciar a través de las fisuras de la cutícula al cuartearse.

Esbelto, engrosado hacia la base, a veces bulboso, terminando en un apéndice fusiforme, superficie estriada longitudinalmente, concolorada con el sombrero pero menos saturado, entreviéndose por debajo un color amarillo, o es amarillo en la parte superior y rojo hacia la base, azulea al tocarlo.

Tubos largos, redondeados junto al pie, fáciles de separar. Poros amplios y angulosos en la madurez, amarillos, luego amarillo dorado y finalmente marrón oliváceos, azulean a la presión de los dedos al igual que los tubos.

Carne crema amarilla, amarillo anaranjada en la base del pie. Bajo frondosas, especialmente en lugares herbosos y soleados.

Xerocomus pulverulentus

Marrón oliva.

Cutícula adherente, fieltrosa de joven, luego lisa y brillante, de color leonado, marrón amarillento, amarillo oliva o marrón rojizo, azulea intensamente al frotamiento.

Robusto, cilíndrico, a menudo curvado, atenuado hacia la base y terminado en punta o radicante, liso o con finas estrías, amarillo en lo alto y rojizo hacia la base. Al menor contacto con los dedos azulea intensamente.

Tubos adherentes, medianamente largos. Poros pequeños, luego amplios y angulosos, irregulares, amarillos, azulean intensamente a la presión de los dedos.

Carne amarillo limón claro, color que se puede ver durante un instante, pues al cortarla inmediatamente se torna azul de Prusia. Este color intenso se desvanece en unos segundos, quedando en un color pálido gris azulado. Bajo bosques de frondosas.

Xerocomus tumidus

Marrón oliva claro.

Cutícula adherente, pubescente, pero pronto lisa, de color uniforme marrón rosado claro, café con leche o avellana.

Ventrudo, curvado en la base, fusiforme, marcado por estrías divergentes y convergentes que forman unas fosetas apenas profundas. Color crema amarillento en el ápice y amarillo ocráceo hacia la base.

Tubos medianamente largos, adherentes. Poros redondos u ovales, de color crema oscurecen con la edad, inmutables a la presión de los dedos, al igual que los tubos.

Carne de color crema por el exterior del sombrero y blanquecina en el resto, excepto la base del pie que es amarillenta. Inmutable al contacto del aire. Bosques de frondosas, especialmente encinas.

Xerocomus leonis

Ocre oliváceo.

Cutícula adherente, aterciopelada, de color leonado uniforme o marrón amarillento.

Esbelto, adelgazado en el ápice y engrosado ligeramente hacia la base, curvado o flexuoso, terminado en punta. Superficie estriada longitudinalmente, coposa de color ocre amarillento.

Tubos adherentes, medianamente largos. Poros angulosos en la madurez, amarillo pálido, inmutables.

Carne rosa ocrácea en el sombrero, blanco amarillenta en el pie, amarillo ocrácea en la base. Bajo frondosas.

Xerocomus badius

Marrón oliva.

Cutícula adherente, tomentosa de joven, pero pronto lisa y algo viscosa en tiempo lluvioso, de color marrón bayo uniforme.

Firme, robusto, cilíndrico o algo engrosado en el centro, atenuado en la base, estriado longitudinalmente, de color marrón claro sobre fondo amarillo.

Tubos adherentes, medianamente largos, fácilmente separables. Poros angulosos más bien pequeños, blanco amarillentos, al final verdosos, azulean a la presión de los dedos.

Carne blancuzca, marrón rojiza bajo la cutícula y marrón en la parte inferior del pie, azulea en la confluencia del sombrero y pie, y junto a los tubos. Bajo coníferas y frondosas.

Xerocomus vaccinus

Ocre oliva.

Cutícula adherente, viscosa y brillante en tiempo húmedo, pero pronto seca y tomentosa de color marrón rojizo.

Firme, grueso, ventrudo, atenuado en la base, adornado de estrías longitudinales de color marrón anaranjado sobre fondo amarillo.

Tubos cortos, finos. Poros pequeños de color gris crema inmutables al tacto o aire.

Carne blanquecina, inmutable. Bajo coníferas y frondosas.

Xerocomus erubescens

Pardo amarillento.

Margen con cutícula muy excedente y encurvado al principio, seca, no brillante, no separable, finamente aterciopelada, bajo la lupa se observa que está finamente agrietada. Color marrón claro, ocre claro, más oscuro en el centro, aclarándose hacia el margen. En algunos ejemplares jóvenes se observa tonos rojos rosa.

En la mayoría de los ejemplares es largo y esbelto, en otros más robustos. Más o menos cilíndricos y atenuados en la base. Se encuentran surcados de finísimas fibrillas que decurren en casi toda su longitud. Amarillo limón en lo alto con tonos naranjas y pardo sucio en la mitad inferior. A veces nacen con pie unido.

Tubos de 6-9 cm. de longitud. Poros amarillo vivo, en la vejez amarillo verdoso, muy prietos al principio, más anchos en el adulto, sinuosos y alargados, se manchan de azul al tacto y de ocráceo más tarde.

La carne al corte presenta unos tonos bastante dispares: rosa vivo en todo el sombrero. Amarillo limón en la parte alta del pie y pardo sucio de la mitad hacia la base. En pocos minutos aparecen zonas azuladas más o menos intensas hacia la mitad del pie. Bajo los tubos la carne es rojo naranja. Bajo frondosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Siguiente >
A Zarrota by A.E.S.